Testamentos

El Testamento es el acto por el cual una persona determina y dispone el destino final de sus bienes y patrimonio para después de su muerte.  
El Testamento es la herramienta que permite entre otras cosas:

  • Asignar la tutela de hijos menores.
  • Asignar la (las) persona(s) de confianza que administrará los bienes.
  • Nombrar las personas encargadas de repartir los bienes entre los herederos.

En Puerto Rico contamos tres tipos de testamento, Testamento Ológrafo, Testamento Notarial Cerrado y Testamento Notarial Abierto.

Testamento Ológrafo-es escrito únicamente por el Testador en cualquier momento. El Testamento Ológrafo tiene sus ventajas pero ofrece a nuestro entender demasiadas desventajas.  Uno de los dos problemas más frecuentes es que el Testador desconoce los requerimientos de ley según establecido en el Código Civil para las cláusulas testamentarias y esto tiene como resultado que el Testamento Ológrafo no cumpla con lo dispuesto por Ley anulando su contenido.  Otra desventaja y fuera del alcance del Testador en muchas ocasiones, es la facilidad con la que puede este documento puede extraviarse o ser destruido. Ejemplo: una persona que lo encuentre y entienda que NO le favorece puede desaparecerlo en cualquier momento y nadie saber que el Testamento Ológrafo existió. 
El Testamento Ológrafo requiere:

  • Ser escrito por una persona mayor de edad.
  • Escrito por propio puño y letra del testador.
  • Tiene que contar con el año, mes y día en que se escribe.
  • Las cláusulas tienen que cumplir con los requerimientos de ley establecido en el Código Civil.

Le recomendamos que reciba nuestra orientación para que su Testamento Ológrafo cumpla con todos los requisitos evitando la nulidad de su Testamento ante la falta de cualquiera de estos.

Testamento Cerrado
El Testamento Cerrado es escrito privadamente por el testador, u otra persona a su solicitud, incluyendo el lugar, la fecha y la firma dentro de una cubierta cerrada y sellada. El Testamento Cerrado debe ser entregado a su Notario quien procesa diversas formalidades para garantizar su autenticidad. Una vez completadas las formalidades por parte del Notario el Testamento puede ser guardado por el testador o por el Notario.
Es importante señalar que esta forma de Testamento cuenta con las mismas desventajas explicadas en el testamento Ológrafo; la falta de conocimiento del testador en sus requisitos, la pérdida o sustracción por parte de cualquier persona que se sienta perjudicada con su contenido, lo que redunda en que no se pueda cumplir su voluntad testamentaria de la manera deseada.  Su mayor ventaja es el secreto ya que nadie conoce el contenido del Testamento, ni siquiera el Notario.  Frente a ello, los inconvenientes son todos los que antes señalábamos respecto al testamento ológrafo, derivados de su redacción por persona sin suficientes conocimientos jurídicos. Hay que añadir las complicaciones y formalidades de su redacción privada (que también aquí pueden determinar su nulidad) de su otorgamiento y de su posterior protocolización.

Testamento Abierto
Es el testamento que más se utiliza por sus innumerables ventajas. Para otorgarlo, debe asesorarse con su Abogado Notario para que este otorgue el mismo.  De esta manera nos aseguramos que cumpla todas las formalidades necesarias para su validez. Es fundamental que tanto el testador como sus herederos tengan conocimiento de que sólo el último testamento registrado es el que producirá efectos y que a su vez deroga a los anteriores.
El Testamento Abierto tiene la ventaja de ser el documento oficial que recoge la voluntad del testador de forma libre y voluntaria. Además de garantizar que su testamento cumpla con los requisitos lo que lo convierte en un documento muy difícil de atacar o de impugnar. En caso de existir mas de un testamento se sabrá cuál es el último y verdadero.
El Testamento aparte de ser la forma ideal para hacer cumplir su voluntad es una buena inversión pues a la larga elimina gastos, retrasos, trámites e incertidumbres de los demás alternativas testamentarias. Estas ventajas deben ser consideradas y apreciadas por el interesado en otorgar testamento. 
Al cliente se le entrega una copia y el Testamento original permanece en la oficina del Notario quien lo registra en el Registro de Poderes y Testamentos. De esa forma la familia conoce donde está el original del testamento lo que facilita el futuro proceso de heredar. 
Nuestra orientación sobre las alternativas testamentarias le facilita y garantiza que su voluntad sea cumplida. ¡Permítanos ayudarle!